C Mo Discutir Los Resultados De Ni Os Diesel

Participación en grecia

La coloración del cuerpo tiene habitualmente el carácter protector. Dentro de los límites del mismo tipo pueden encontrarse las especies que se distinguen por el color. Sin embargo, estando en la pose inocente, el mántido no dormita y examina, si no se acercará cualquier insecto, que él puede revolcar, y comienza a acercarse cautelosamente con precaución a él.

La hembra siempre es más grande y el espesor del varón. Y en nupcial pe-riod la hembra justamente después devora al amante, y hay así cada vez. Es necesario notar Aquí que por toda la vida la hembra puede tan obrar con el varón cerca de siete veces.

Para la persona el mántido no es peligroso, pero las espinas punzantes, que se sitúan sobre sus patas delanteras, pueden y arañar las manos. Si observar el mántido durante la comida, el proceso de la absorción por el mántido de la víctima recuerda el comer por la persona de la gallina. Especialmente el proceso del comer de las partes menudas. El mántido mastica escrupulosamente los trozos, como la persona roe el pie de gallina, y luego escupe la quitina firme.

Para el arreglo del terrario es necesario hacer el seto vivo de o artificial del material a mano. Si hay una posibilidad colocará en el terrario las plantas vivas esto mejor. Traten de recoger las plantas bajo el color del mántido. A pesar de que el color dominante a los mántidos verde, en la naturaleza se encuentren amarillo.

Cerca de la mayoría de los mántidos son bien desarrollados los dos vapores de las alas, y delantero más estrecho y más denso; cumplen la función de los élitros. Las alas traseras ancho, membranoso, en el estado tranquilo se forman es flabeliforme y se cubren por los élitros.

¡Y cuánto se derramaría en vano, si no los grupos formiculares! Es bueno se derramaría simplemente a la tierra, y esto todas las hojas de la planta sorprendida con el pulgón, serían cubiertas enteramente por el jarabe pegajoso, que se ha secado en el sol, (así llamada, o por el rocío meloso), han sido encolado, se han ahogado y morirían.

Al movimiento el mántido empieza a balancearse, pero él siempre tiene los pies delanteros en el estado encorvado. Al fin, el momento oportuno, él agarra la víctima por los pies tenaces, lleva a la boca y comienza a devorar tranquilamente. Y comienza a devorar el mántido la víctima siempre de un lugar, cerca de la articulación de la cabeza y el cuerpo.

La barriga a los mántidos alargado, 10-chlenikovoe, suave, habitualmente ligeramente, con numeroso largo. Tal estructura del cuerpo del mántido testimonia de un modo evidente las adaptaciones muy delgadas al modo de vida rapaz, que conducen estos insectos.

Del nido hasta joven que crece en los bosques, al paso veinte cinco. Entre el hormiguero y se ha extendido la carretera presente formicular: por el arroyo estrecho no más de los centímetros, chorrean las hormigas en las dos partes. Se puede pensar que una cinta oscura, que se mueve ligeramente está entre las hierbecitas.

Pienso que los mántidos comerán con mucho gusto a los grillos forrajeros. Los mántidos son muy voraces y durante la vida comen la cantidad enorme de los insectos. Así, la larva del varón del mántido de árbol (Hierodula tenuidentata) en 85 días del desarrollo ha comido 147 por el pulgón, 41 punto de mira frutal y 266 moscas de habitación.

Del mántido que se embosca durante la caza, imperceptible hace no sólo su pose inmóvil, pero la forma tan misma del cuerpo y la coloración. Entre los mántidos hay unos tipos que viven en los árboles y que vnesh recuerdan según el tipo la corteza; otros tienen pa-lochkovidnuyu la forma. Se observan los casos distintos de la imitación de los liquenes, las hojas o los colores.

En el pie delantero del mántido es fuerte alargado el perolito: él es un poco más corto que la cadera. La cadera largo y por el borde inferior es hecha sentar 3-mya por unas series de las fuertes espinas. La pierna es más corta que la cadera y por el borde inferior es hecho sentar también 3-mya por unas series de las fuertes espinas. La cadera y la pierna, se forman juntos, forman el aparato potente prensil que funciona como las tijeras.